Viñales confirma su gran momento en el GP de las Américas | Motociclismo | Deportes

Maverick Viñales ha encontrado ese punto que echaba de menos desde su tormentosa salida de Yamaha. Le ha costado tres años volver a sentirse ganador en MotoGP, pero ahora encadena victorias al ‘sprint’ este 2024 y se le ve más suelto que nunca. La Aprilia parece por fin adaptarse como un guante al talento desbordante del piloto de Roses, que con una nueva exhibición portentosa se erigió como el gran protagonista del sábado en el GP de las Américas. Inalcanzable a una vuelta, batiendo el récord de la pista, siendo el primer piloto que baja del 2:01 en este circuito, allanó el camino hacia su nueva victoria con la ‘pole position’.

“Estoy soñando, esto es increíble. Quiero darle las gracias a todo el equipo, sin duda nos lo merecemos”, comentó el catalán tras bajarse de la moto. El piloto de 29 años salió como un tiro al apagarse el semáforo y en un par de vueltas ya se había escapado de sus perseguidores para sentenciar la prueba en un abrir y cerrar de ojos. No es solo mérito de los ingenieros en Noale, sino que la adaptación de piloto y máquina ha ido en ambos sentidos. “En pretemporada no me encontraba con la moto nueva, y en Qatar sufrí, pero en Portugal entendí dónde debía poner el peso en las frenadas y en la entrada de curva”. Un par de detalles que le han devuelto a su mejor versión.

Por detrás dejó a Marc Márquez y Jorge Martín, que completaron un podio ‘made in USA’ con música en directo y perreo del ocho veces campeón del mundo. El ‘93′, en uno de sus circuitos favoritos, donde ha ganado siete carreras en nueve participaciones, volvió a demostrar que está cada vez más cerca de descifrar todas las vicisitudes de la Ducati, muy distinta a la Honda que lograba domar aquí como nadie. Su celebración exuberante sobre el escenario preparado por los organizadores, ante centenares de espectadores, prueba lo bien acompañado que se siente con su nueva familia en el garaje de Gresini.

Tanto Márquez como Martín tuvieron que ganarse el podio luchando al límite con el gran animador de este tramo inicial de curso, un Pedro Acosta que vio como el 93 le adelantaba en la salida. El novato de GasGas, a sus 19 años, dio una vez más un recital de pilotaje encendido y descarado, inevitables ya las comparaciones con aquel chaval que en 2013 revolucionó la disciplina. El ‘Tiburón de Mazarrón’ se pegó a la rueda trasera del tótem de la categoría, y en la sexta vuelta probó el bocado a la hormiga. No se arrugó el catalán y le devolvió la jugada de inmediato, desplegando luego sus mejores dotes y su juicio incomparable en este trazado para escaparse y cerrar su segunda plaza en la carrera corta, repitiendo su mejor resultado del año en Portugal.

El subcampeón de 2023, que tuvo una mala clasificación con dos caídas seguidas, remontó desde la sexta plaza y aprovechó el ataque fallido de Acosta a Márquez para meterle la moto al novato y dejarle en la estacada. A pesar de no llevarse el gato al agua, el murciano se llevó una vez más los elogios de todo el mundo. Segundo en parrilla, su mejor clasificación en la que es su quinta carrera en MotoGP, el fenómeno del grupo KTM fue el mejor del resto, de nuevo a un mundo de sus compañeros de fábrica.

Una mala salida de Pecco Bagnaia, cuarto en parrilla y octavo en meta, además del pobre rendimiento de Enea Bastianini, que ocupa el asiento que codicia Martín en el equipo oficial de Ducati, permitieron al de Pramac ampliar su ventaja al frente de la tabla y mandar otro mensaje contundente a los jefes de la marca de Borgo Panigale. La carrera del domingo (21:00h, DAZN), promete de nuevo espectáculo de

primera tras un repóker español en la ‘sprint’ completado por el veterano Aleix Espargaró, que medita estos días si optará por retirarse a final de curso.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.