Gavi ya no podrá volver a competir este curso: rotura completa de ligamento cruzado anterior y una lesión asociada al menisco externo | Fútbol | Deportes

“No puede ser, tengo que jugar”, gritaba Gavi en el descanso. Se negaba, entre lágrimas, a aceptar el primer mal diagnóstico. Algo había hecho crack en su rodilla derecha. Y todo el mundo temía lo peor. El FC Barcelona ha confirmado las sospechas tras someter al jugador a las pruebas médicas pertinentes la mañana del lunes: “el futbolista tiene una rotura completa del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y una lesión asociada al menisco externo”, asegura el comunicado médico. En los próximos días se someterá a una intervención quirúrgica y, aunque el tiempo de baja se conocerá tras la operación, se estima que variará entre seis y ocho meses. Por lo tanto, se perderá la temporada y hará peligrar su participación en la Eurocopa y los Juegos Olímpicos.

Gavi se une a los 13 jugadores lesionados este parón de selecciones y al virus FIFA que se está transformando en una pandemia. Más partidos, calendarios apretados y más viajes internacionales. Un problema que el sindicato FIFPRO lleva años advirtiendo, y que entrenadores como Guardiola o Ancelotti han criticado. Y antes del parón de Navidad, el Barcelona tampoco descansará, y disputará un amistoso en Dallas contra el Club América el próximo 21 de diciembre. Tan solo un día después del último partido de LaLiga del año.

El jugador azulgrana se lesionaba de gravedad en el partido de España contra Georgia en las fases previas a la Eurocopa. La Roja ya estaba clasificada. “Lesión importante”, indicaba ya este domingo el parte federativo. Y se hizo realidad. Sobre el terreno de juego se mascaba la tragedia. El joven de 19 años se marchaba, en el minuto 26, llorando sobre su propio pie al vestuario. Ferran mostró la camiseta de Gavi tras marcar un gol, y las redes sociales se caían con mensajes de otros futbolistas y compañeros. “Nos vamos con malas sensaciones por la lesión de Gavi. Le mandamos ánimo y fuerza. No sabemos el alcance de la lesión, pero sabiendo cómo es él de guerrero y por cómo se ha ido del campo, creemos que puede ser grave”, aseguraba Ferran tras el partido. Y estaba en lo cierto. El luto llegaba al Barcelona, que no dispone de una plantilla larga.

Gavi caía al suelo, arrollado, tras una acción fortuita con Luka Lochoshvili. Se retorcía y aquejaba de su rodilla, golpeada, por lo que abandonaba el campo y era atendido por los médicos. Pero regresaba al terreno de juego y, tras un salto, aterrizaba sobre el césped y su rodilla se estremecía. “Gavi es hiperactivo. No quiere parar nunca. Tiene mucha energía y por eso juega tanto y tan bien. Los buenos jugadores no descansan nunca, por eso son bueno y especiales”, aseguraba Luis de la Fuente en la previa al partido. Pero tras el encuentro entrenador se mostraba “destrozado”, y achacaba la lesión a un accidente y desgracia del fútbol: “En el vestuario parece que hemos perdido. Es un velatorio. Les he dicho a los jugadores que, incluso con el corazón roto, había que sacar el partido adelante en homenaje al compañero lesionado”.

Y es que Gavi lo ha jugado prácticamente todo. Desde que llegó De la Fuente al banquillo de la selección, el futbolista azulgrana ha estado presente en todos los encuentros: nueve como titular, uno como suplente. “Que lo sentimos en el alma”, decía el seleccionador español al pedirle unas palabras para el FC Barcelona, el equipo de Gavi. El Barça, este parón, también perdió a Ter Stegen, aún a la espera de conocer el resultado de las pruebas médicas. El cancerbero azulgrana abandonaba el viernes la concentración con Alemania. Un dolor agudo en la espalda le obligaba a perderse los partidos contra Turquía y Austria, y volvía a la ciudad condal para recuperarse y conocer el alcance de su lesión.

El Barcelona empezaba a reflotar tras una temible lista de espera en la enfermería el mes pasado. Ya solo quedaban recuperándose Sergi Roberto y Frenkie de Jong tras acumular hasta seis jugadores lesionados. En las dos últimas temporadas, hasta ocho futbolistas han caído con sus países: Alejandro Balde, Ronald Araujo, Jules Koundé lo hicieron a principios de esta temporada; y Ousmane Dembélé, Frenkie de Jong y Memphis Depay, el año pasado.

La FIFA, además, deberá pagar por Gavi. Según el programa de protección de clubes de la organización, por la cesión de los jugadores a sus selecciones, a partir de los 28 días de inactividad desde la lesión, el Barcelona cobrará una indemnización. La cantidad diaria es de hasta 20.548 euros diarios, con un máximo de 365 días y, por lo tanto, 7,5 millones de euros.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.