De la imagen 6K y el sonido DTS:X al móvil con auriculares, el reto del ‘streaming’ para democratizar su calidad técnica | Televisión

La carrera del cineasta Wim Wenders está íntimamente ligada al documental. El arte es, junto a la naturaleza, una de sus constantes dentro del género. El alemán se ha convertido así en un creador encargado de narrar en imágenes el talento de otros creadores y, por el camino, en uno de los grandes defensores de la tecnología 3D. Lo usó para registrar la danza de su amiga Pina Bausch y, años después, mejora su técnica con su nueva película, dedicada a la obra del pintor y escultor Anselm Kiefer. Wenders sigue pensando que el futuro del cine se proyectará en tres dimensiones. “Por eso he decidido rodar en formato 6K cuando los proyectores de cine y los televisores actuales todavía solo están preparados para reproducir 4K, pensando en el mañana”, explica el director a principios de mes en el festival de cine de Zúrich, donde ha proyectado Anselm ante un público ataviado con gafas estereoscópicas.

Algo similar ocurre con el DTS:X, un nuevo decodificador de audio. Los responsables técnicos de las plataformas españolas de contenido a la carta ya prueban este sistema que da un paso más en el sonido envolvente y que las marcas incorporarán de forma paulatina en sus televisores en un futuro próximo. Es uno de los retos de Rakuten TV, explica desde Barcelona Carles Amigó, el Director de Tecnología de la compañía.

Esta plataforma internacional de origen español ofrece tres tipos de servicios: alquiler y compra online, un catálogo bajo suscripción y programas y películas gratis con anuncios. Cada vez es más importante la calidad técnica que acompaña a estos contenidos. Aunque se mudó hace poco a muy pocos metros de distancia de su anterior sede, la empresa aprovechó el cambio para preguntar a sus empleados en qué podrían mejorar las instalaciones de sus nuevas oficinas, situadas en el distrito 22@, una zona de la ciudad donde muchas empresas tecnológicas tienen su sede.

El departamento técnico de Rakuten TV hizo entender a sus responsables la importancia de dedicar un espacio a testar la calidad de la imagen y el sonido. Por eso, el proyecto arquitectónico diseñado junto a CBRE Design Collective destina prácticamente una planta entera a uno de los grandes retos de las plataformas de streaming: asegurarse que sus series y películas se ven de forma adecuada en la infinidad de soportes y modelos en los que pueden reproducirse. Piensan tanto en quien tenga montado un cine en su casa, con un proyector o una gigantesca pantalla HD y un envolvente equipo de sonido 7.0, como en quien ve las series con un teléfono y un par de auriculares de camino al trabajo. O en quien lo ve en el ordenador portátil, o en una tableta, o en un televisor Samsung, o en un LG, o un Huawei…, recuerda Amigó.

Una de las salas de testeo de Rakuten TV en Barcelona.Kike Rincón

Además de salas de pruebas propias, llamadas TV labs, en Rakuten TV cuentan ahora con dos espacios de almacenamiento, que sirven como bibliotecas de dispositivos con todo tipo de televisores catalogados por modelo y año. Lo más sorprendente es su habitación insonorizada y con capacidad para quedarse completamente a oscuras, con forma de sala de estar con dos pantallas, en la que los expertos prueban el audio y la imagen tal y como lo podrán ver los usuarios en sus casas. “Sirve para comparar cómo se ven los contenidos en dos televisores distintos y también para comparar nuestra calidad con la de la competencia”, explica Amigó dentro de la sala. Su equipo también ha ideado un laboratorio en remoto, que permite a los técnicos evaluar distintos televisores situados en la oficina sin salir de sus casas, con cámaras que registran el desempeño de los distintos modelos a probar. Durante la pandemia, sus trabajadores podían llevarse las distintas tabletas y móviles con los que trabajaban, pero en el caso de los televisores su labor se complicaba.

Precisamente, recuerda Manuel Gómez Zotano, director Tecnología Interactivos de rtve.es, el trabajo de estos departamentos no es solo garantizar la mayor calidad de imagen y sonido posible, sino también la más baja y el resto de rangos intermedios, para que todo espectador pueda consumir su producto en el soporte que tenga a mano y en función de la calidad de su conexión. “Tienes que construir un mapa de correspondencias entre los dispositivos y sus capacidades, con un sistema empírico, de prueba y error. Los más problemáticos son los aparatos que se van quedando anticuados, pero a los que tenemos que seguir prestando servicio a pesar de la continua evolución de la industria”, comenta. Como servicio público, también debe mantener al día su archivo digital, cada vez más amplio. “Empezamos a producir vídeo digital de forma masiva en 2004, pero los formatos y calidad de entonces no tienen nada que ver con los reproductores del 2023. Eso también hay que actualizarlo”, revela.

Tabletas, teléfonos, portátiles y televisores, las plataformas tienen que adaptar un mismo contenido a infinidad de posibilidades técnicas
Tabletas, teléfonos, portátiles y televisores, las plataformas tienen que adaptar un mismo contenido a infinidad de posibilidades técnicasMovistar Plus+

A la hora de garantizar la mejor experiencia de usuario, Movistar Plus+ juega con ventaja, al ser un servicio dependiente de una empresa que es a su vez la proveedora de red de sus clientes, apunta Javier Riloba, su jefe de Medios de Producción. “En todos nuestros desarrollos podemos analizar al momento el tráfico de red para detectar de inmediato errores de conexión y la calidad con la que se recibe la imagen”, comenta sobre la importancia del big data, que les permite evolucionar sus sistemas. “El haber sido una empresa que en su día tuvo que adaptarse al salto de la televisión analógica a la TDT nos permite afinar y así evitamos ofrecer solo una resolución intermedia que sirva para todos pero que en realidad no es excelente”, dice.

La marca diferenciadora de Filmin es su curación de contenido, enfocada a cinéfilos. Ese compromiso con la calidad artística está íntimamente ligado con la tecnológica. Las mezclas de sonido de las películas están pensadas para cine y, a menudo, mal adaptadas en su salto al streaming. Por eso los usuarios tienen que estar continuamente subiendo y bajando el volumen de sus televisores, por la gran diferencia de intensidad entre los diálogos y las escenas de acción. En el caso de esta plataforma, comenta Eduard Terradas, su jefe de Tecnología de la Información, es relevante que no se pierda la intención creativa de su dirección de fotografía o su diseño de sonido. “El reto que solventamos es que no somos una multinacional con un ejército de ingenieros como otras plataformas, pero nuestro usuario espera una calidad técnica incluso superior a las del resto”, confiesa.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE